Fuente de vida

domingo, 9 de marzo de 2008

 

Mi carne palpitante se eleva al cielo y agitándose te lanza el néctar de la vida. Ráfagas de mi que te ofrecezco y tú recibes en la piel.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

La carne que palpita como corazón latente....
Como árbol exhala sávia viva..nectar de amor y deseo..Para que ella lo reciba..
Lás ráfagas de un ser que quiere dar y amar...
Como rayos .....
un abrazo
leni

Pasion_intima dijo...

Precioso.

Arkantis dijo...

Que rica ducha para dos...hummm

Besitos muy dulces

Azahar dijo...

Bonita bonita.. me gustó mucho

Besos

almadeangel dijo...

Es bello a la vez sensual..y con esa musica por detras..deja que la mente se evada..
muakusss

-Diana- dijo...

Si estoy contigo ya no hay dolor... esa es una sensación fuera de espacio de tiempo... lindas letras...

Un abrazo... te sigo leyendo....