Amiga del alma

viernes, 28 de marzo de 2008

 


Amiga del alma
Tú que soportabas
Mis quejas amargas
Quien me consoló
Cuando tenía dagas
En el corazón
Y el mundo quemaba

Eras para mi
Como un mar rizado
De espumas de nácar
Como un manantial
de palomas blancas
Eras mi consuelo
La dulce morada
Donde descansaba
Curando mis llagas


No se que pasó
Un día de alborada
Cuando me miraste
Mientras descansabas
Te tomé las manos
Mi cuerpo temblaba
Y muy en silencio
Tu boca y la mía
Por fin se encontraban
¿Por qué te besé?:
Me salio del alma
Y desde aquel día
Supe que te amaba

4 comentarios:

LUCERO dijo...

En este ausencia mia me he perdido de tanta inspiracion tuya y de tantos despojos de tu alma...te leo y es maravilloso lo que veo.

Besotes

Anónimo dijo...

El amor llega así..Como una ráfaga
de viento gélido que te penetra y te traspasa..
Cuando quieres darte cuenta estás perdido en un mar que no es el tuyo..
buscando una isla donde sabes que vas a encontrar lo que has buscado siempre.
Vive...Siente..

¡Como sabes elegir la música!!!!
Besosososos
Felíz fin de semana
Yo

NinfA_OccidentAl dijo...

Es un lujo poder leer tus poemas. Muchas veces el amor nace de las vivencias, de esas caricias al corazón roto, y cuando menos te lo esperas está nuevamente el corazón repuesto: adorando a quién lo curó ;) besos!!

sexy dijo...

encontrar el amor es lo mejor que nos puede pasar. y no nos separaremos de el mientras vivamos.