Fuegos de colores

miércoles, 31 de diciembre de 2008



Cuando tú sonríes
Se ve en tu mirada
Que dentro de ti
Eres de oro y plata

Cuando estás contenta
Tú nos traes la calma
Prendida en la luz
Que hay en tu mirada

Cuando eres feliz
En tu mundo estallan
Fuegos de colores
Del amor que irradias

Y en aquellos días
De lunas mojadas
Y soles marchitos
Si el dolor estalla
Alguien que te quiere
En la madrugada
Te escribe estos versos:
Sanarán tus llagas
Que no hay tempestad
Que vendrá la calma
Que te piensa mucho
Tu amigo del alma

Pura

miércoles, 24 de diciembre de 2008


Se llamaba Pura
Y limpiaba casas
La chica modesta
Que nadie miraba

Subía al edificio
Todas las semanas
Iba cada jueves
Al rayar el alba

A casa de Jorge
Pues allí habitaba
Aquel chico rubio
Que todas miraban

Cuando ella llegaba
Aspiraba el aire
Que el piso exhalaba
Miraba las fotos
Junto a la ventana
Porque ella, de Jorge,
Estaba prendada

En el dormitorio
Hacía su cama
Y a veces notaba
Perfume en las sábanas

Porque ella soñaba
Ser la enamorada
Del apuesto chico
Que el piso habitaba.

Aquel día de invierno
Al dejar la casa
Y acceder al mueble
Donde el le dejaba
El pobre salario
Que ella cobraba,
Encontró junto a él
Un broche de nácar
Y debajo de ella
Una hojita blanca,
Escrita por Jorge,
Que decía: “gracias”

Ya tenía un tesoro
Lo llevó a su casa
Y lo colocó
Bajo la almohada
La chica modesta
Que no tenía nada
Vivía en sus sueños
Como una gran dama
Que el príncipe Jorge
A ella enamoraba

La chica vivía
De sus esperanzas

Deseos



Yo quiero otro mundo
Con un cielo rosa
Aire perfumado
Y mil mariposas

Que siempre haga sol
Pájaros volando
Con miles de niños
Jugando y jugando

Quiero una escalera
Del mejor acero
Y trepar por ella
Y subir al cielo

Volver a la infancia
Ser un niño bueno
Que mi ángel bonito
Me acoja en su seno

E ir al trabajo
Con mucha ilusión
Y poner en ello
Fuerza y corazón

Quiero que mi sueño
Tú lo sabes, ya
Que mañana mismo
Se haga realidad

El niño muerto

sábado, 20 de diciembre de 2008



Suenan las campanas
En el banco pueblo
Toques de tristeza
Por el niño muerto

En aquellas casa
De pastor modesto
La madre que vela
A su niño bello

La tez blanca nieve
Sus bracitos yertos
Los ojos cerrados
Su pelo moreno

Su madre lo mira
Con dolor intenso
Un río de lágrimas
Se oye el silencio

Ya todos caminan
Hacia el cementerio
Va en cajita blanca
Dentro él y sus sueños

Allá entre las nubes
Los ángeles buenos
Esperan al niño
Los brazos abiertos

Que el buen Dios lo quiere
Jugando en el cielo

Como los cerezos

jueves, 18 de diciembre de 2008


Te quiero los días de sol
Te quiero los días de escarcha
Te quiero cuando anochece
Y te quiero con el alba
Yo te quiero en tu silencio
Y también cuando me hablas
Te quiero cuando me riñes
Y también cuando te enfadas
Te quiero cuando la duda
Atormenta tus entrañas
En mis sueños yo te quiero
Y en tu despertar mañana
Te quiero cuando te espero
Soñando con tu llegada
Yo te quiero a ti mi vida
Porque me abriste tu alma
Y me diste el corazón
Y fuera de ti no hay nada
Yo quiero dártelo todo
Y estar juntos el mañana
Y que seas como un cerezo
Cuando el mes de abril lo llama
Te cubras de un blanco nieve
Cual blancas son nuestras almas

Hoy, 14:45, por Cardenal Bueno Monreal mientras oía “Let it be”



Romance para un niño

domingo, 7 de diciembre de 2008



Se llamaba Policarpo
Y cuando al mundo llegó
Su madre sintió que al verlo
Se le partía el corazón

Es un niño de piel blanca
Sus ojos como el carbón
Pero las piernas no mueve,
Y llamaron a doctor…

El médico del lugar
Dijo que no hay solución
Que el niño tiene páralisis
Y enfermo su corazón

Fue creciendo Policarpo
Recibiendo mucho amor
De sus padres y el buen niño
De su mal no se quejó

Pese a usar las muletas,
Soñaba con ser aviador
Conocer otros países
Volando, raudo, veloz

Aquella niña rubita
Que en la clase un día entró
Era tan guapa y tan buena
Que al niño lo enamoró


Pero nunca Policarpo
Quise declarar su amor
Porque de un pobre tullido
Nadie ve su corazón

Aquella noche de invierno
Sintió el niño un gran dolor
Y soñando que volaba
Se le partió el corazón

Y luego aquella mañana
Al cielo Poli, subió
Le dijeron: Policarpo,
como has dado tanto amor
Aquí tienes este ingenio
Pues serás aviador
Para que surques los cielos
Y a los de buen corazón
Nos los recoges a todos
Porque lo quiere el buen Dios

Te quiero...

martes, 2 de diciembre de 2008


Con la fuerza que un mar desatado rompe contra las rocas
Con la ilusión de un niño con su primer juguete
Con la ternura de una madre hacia su hijo recién nacido
Con la pasión de Romeo hacia Julieta
Con la persistencia de las gotas que resbalan por la estalactita
Con la esperanza de un utópico que desea cambiar el mundo
Con la ansiedad de un hombre perdido en el desierto en busca de un oasis
Con el amor que nunca sintió un hombre porque este no es comparable con ninguno anterior

lunes, 1 de diciembre de 2008


En grande soledad, aterido de frío
Esperando la luz estoy junto a tu puerta
Soñando con el día que tu me abras la puerta
Porque se hará la luz cuando te vea amor mío