Un rayo de luz

lunes, 5 de mayo de 2008

 

Como un rayo que rompió la calma
Tu amor penetró en mi corazón
Atravesó la pared de mi razón
Y llegó hasta fondo de mi alma

En tropel de caballos desbocados
La ilusión palpita en mi memoria
Sueños de amor de nuestra historia
De amor, de amantes y de amados

Hacer de mi sueño una verdad
Conseguir la ilusión de una quimera
Darte ternura, cariño y lealtad

Alcanzar la tan ansiada libertad
Convertir el invierno en primavera
Para amarte toda una eternidad

Me hiciste poeta para soñarte
Par ti, con mi amor, mi vida darte

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Un rayo puede ser da�lno.
deja que la raz�n te guie.
Que no se sesboque el alma..
beso
Yo

Sotto Voce dijo...

El amor entra como un rayo!
Herida limpia y certera.
Y nos abandona lentamente en la tortura de sacar del corazón todo un espino...
No podría salir igual que el rayo?