Así eres tú

sábado, 3 de enero de 2009

 



Tu imagen surge ante mi de forma repentina, cual rayo de luz que me deslumbra.

¿De donde vienes tú que apareces ante mi como una diosa envuelta en un halo de misterio?.

Te acercas a mi con paso firme, la mirada altiva, clavándote en mis ojos, una imagen me envuelve y me acaricia y tu voz me llega trayéndome un eco de ternura.

Veo recortarse tu silueta por un sol que casi me ciega, pelo al viento, piernas largas y delgadas, tu pecho palpitando, los senos moviéndose leve y sensualmente al compás de unos andares que me traen música.

Llegas ante mi y tu mano se posa sobre mi hombro provocando un incendio interior que devora todo mi ser.


Bendito fuego que tú me das, que no es sino el tuyo y el mío, amor en estado puro consumiéndose en una llama que hemos encendido juntos y que ojalá nunca se consuma.

Te quiero

3 comentarios:

Penélope dijo...

Pues ya sabes, amigo, no te olvides nunca de alimentar la hoguera...


Un beso


P

Leni dijo...

Así se dice.
Así lo sientes.
Tan firme...Tan llano.
Ojalá llegue con el mismo pálpito que lo trasmites.
Ojalá lo reciba con la mis ma intesidad que desprenden tus letras
beso

Anónimo dijo...

Cuando se dice " te quiero”, como una caricia, que se escapa del alma de un corazón que se estremece con los ecos, que el viento trae en forma de susurros. Susurros de amor, recogidos para el, que traen el calor reparador de los rayos del sol. Es la llama, llama de amor que será la hoguera siempre encendida, para consumirse en ella, para poder resurgir y poder siempre arder en el fuego del amor eterno….
Preciosos sentimientos, bello texto de poeta enamorado… Besos, Antoñi