Por peteneras

jueves, 5 de febrero de 2009

 


Cuando un amor se marchita
Otra mujer me enamora
Porque una mancha de mora
Con otra mora se quita

El amor es como un río
Mirando hacia su corriente
Porque siempre es diferente
Ya sea invierno o estío

Tu boca es agua de rosas
Y tus pechos son de miel
Y yo un insecto goloso
Preso de patas en él

En la fuente de tu ser
Aquel día yo bebí
Desde entonces tengo sed
Y muchas ganas de ti

7 comentarios:

Ana dijo...

Eso de que la mancha de mora con otra mancha se quita, funciona a veces, pero no siempre. El día que la mancha ensucia de verdad, ya no se quita con nada, aunque se difumine. Bonita poesía
Ana

Leni dijo...

Asa¡¡¡
Un calvo quita otro clavo..
jajaja
Originál y bonito.
Con sabor a vino y no amargo precisamente.
Beso

Antoñi dijo...

Cuando se siente el amor de veras, es difícil que muera, ojala fuera así de fácil, no se sufriría tanto en nombre del amor. Lo que sí es cierto que si no se cuida adecuadamente, puede invernar, para después emigrar. Pero siempre llora mucho el corazón, antes que eso pase, si es que pasa…. Hermoso el poema, besos, Antoñi

sexy dijo...

excelente, me gusto y me hisite sonreir. besos.

Penélope dijo...

Síiiii??? Com moras????
Oleeeee!
Vivan las moras, pues!!!
Voy a comprarme!

:D


Un besito


P

Sensi dijo...

Muy bonito poema de amor, pero el amor para que dure hay que cuidarlo y mimarlo...
un saludo Sensi

David Martín :: Suki_ :: dijo...

Enlace a la foto original