Siete cartas de amor (V)

domingo, 10 de agosto de 2008

 

Si hay algo por lo que me siento bien a tu lado es porque consigues que sea yo mismo. Contigo no tengo ni disimulos, ni precauciones, ni secretos, ni engaños. Contigo tengo la libertad de ser auténtico, de ser yo en mi total desnudez y es así como me ofrezco a ti. Porque cada vez que estoy contigo me inmolo, me doy a ti, me entrego, vivo y muero para volver a renacer y así tener nueva vida a tu lado.
Noches inolvidables, sentados en la terraza, mirando a las estrellas, diciéndote que un día seré una de ellas para iluminarte por toda la eternidad.

3 comentarios:

Äfrica dijo...

Qué bonito poder amar siendo realmente uno mismo...

Ahhhh, muy hermoso!


Besitos.


Äfrica

Anónimo dijo...

Esa es la verdadera libertád.
Amar por que se desea.Aceptando la totál desnudéz del ser amado.
Y entregando la tuya.
Una carta que seguro le llega muy dentro.
Yo

Erai dijo...

El verdadero amor es aquel en el que el otro te acepta tal cual eres.¡¡Que bonito el amor!!
Si no existiera el amor no seríamos nada.
Precioso.
Besos.Erai




















1