Siete cartas de amor (III)

sábado, 9 de agosto de 2008

 

Besos, cuando me beses pienso que cada uno es diferente, tan distintos como es cada uno de nuestros encuentros. Hay besos furtivos que no damos sin avisar, son besos sin pedir permiso. Los hay atrevidos, osados, provocándonos mil sensaciones. Otros son dulces y tiernos para que sepamos nuestros sentimientos del uno hacia el otro. Besos de pasión dados en la intimidad sobre sábanas blancas. Besos a escondidas en el ascensor antes que la cotilla del tercero izquierda nos vea. Besos de buenos días que saben a Licor del Polo y de buenas noches que sabe al postre. Besos agrestes de las tierras altas, de gente sufrida y trabajadora pero llena de afectos… Y ese beso de tus correos con esa onomatopeya tan tuya que usas.
Pero el beso que mas me ha llegado fue aquel que me diste a la puerta del trabajo. Un beso que le pondría la canción “Te recuerdo Amanda”.
Te dejé un saco de besos hasta mi vuelta. Adminístralos con mesura. Luego a mi vuelta de daré muchos mas.

3 comentarios:

Äfrica dijo...

Me ha recordado la entrada que dediqué a los besos en mi leonera...qué tiempos tan lejanos me parecen ya!

Es cierto, hay distintos besos dependiendo de los momentos.
A mi me encantan los tiernos, esos llenitos de mensaje, de "te amo con locura y eres lo que más me importa en mi vida". Esos, esos son los que más me gustan...
Y de la emoción se ponen los cristalitos en los ojos, ainsss...


Besitos de buenas noches!


Äfrica

Anónimo dijo...

"la calle mojada"
como mojada está la bocs cuando besa.
Besos mojados .
Los mejores.
Besos de hembra.
De olivo y de azúl.
beso

Yo

Erai dijo...

Cada beso es distinto del anterior,todos con mensajes diferentes...los besos intensos con las bocas entreabiertas y las lenguas buscándose..los besos largos y tiernos llenos de humedad después de amarse....los besos de despedida intensos intercambio de fluidos que no acaban nunca.Sean como sean son la mejor manera de amar.
Erai