Dolor

sábado, 16 de febrero de 2008

 


Nunca supo que cuando le sonreía tenía el alma rota, que aquellas palabras que le escribía fueron fruto de su llanto. Nunca imaginó que después de los encuentros y ya en soledad, sus ojos se llenaban de lágrimas, que su amor fue fruto de un dolor intenso, que su corazón sangraba atravesado por mil espinas, que todo su sufrimiento lo transformó en amor purísimo y que se lo ofreció silenciosamente sin pedir nada a cambio. Nunca supo su secreto, quizás ni siquiera supo cuanto amó. Ni cuanto siguió aún amando, discretamente, en la sombra, gozo y dolor de madrugada en la soledad de su alcoba. Lágrimas mezcladas con su esencia manchaban las sábanas. Amanecía.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

No lo supo porque no se lo dijo.
Como desahogar ese dolor?
siempre hay que decir...
Decir lo que se siente aunque sea a través del silencio.
Dejar que te escuche para no sentirte vacío...
Si existe ese amor eterno
El que te cala,el que te remueve por dentro,el que te atenaza aunque te tregues mil cuerpos.
Ese que te deja su esencia...
amor eterno..que morirá contigo.
Pocos lo conocen.Es un pribilegio.No reniegues.No te ciegues.
Vivelo...
Solo una véz...
Leni

MentesSueltas dijo...

Bellisimo... me alegre haber venido, pues me encanto tu estilo.


Te abrazo
MentesSueltas

lágrimas de mar dijo...

hay que decirlo, para poder sentirlo

yo no me puedo callar cuando siento

besos

lágrimas de mar

LUCERO dijo...

Las lagrimas y el dolor luego se desvanecen, solo queda la hermosa sensacion de haber entregado el corazon por aquel amor, aunque de esa entrega solo sepas tu.

Besitos..

sexy dijo...

ese dolor lo e sentido, y ese amor lo vivio con el alma, es una mescla de ambos, te hace feliz y te deja vacio al darse. pero asi soloamente se ama