Olvido

sábado, 19 de enero de 2008

 



Tras un portón oxidado
Una tumba a ras del suelo
Yace allí mi cuerpo ajado
Descasando sin consuelo.
Por fin cesó mi dolor
Pues mi alma ya alzó el vuelo
Y a otro mundo marchó

De tanto querer amar
Mi corazón se rompió
Fue tan grande mi dolor
Que aquel músculo estalló

Mientras con hermosas galas
Tu belleza los hechiza
Un nuevo amante ya tienes,
Corazón entretenido,
Olvidaste aquel amor
De un poeta fallecido

Nunca lo supiste amar
Diste sexo, por pasión
Y tu castigo será
Nunca morir por amor
Como así moríré yo

6 comentarios:

florci dijo...

preciosa poesia, aunque echo de menos tus relatos eróticos, espero que vuelva pronto tu inspiración.besos

florci dijo...

mi direccion de correo es florci@hotmail.com

me hará mucha ilusión que me mandes un relato, me encanta leerte.
Gracias

almadeangel dijo...

..y el culmen...los dos..llegar...bello poema...
muakusss

lágrimas de mar dijo...

que bonito, no hay nada más lindo que llegar al orgasmo junto a la persona que amas

un beso

lágrimas de mar

angela dijo...

Un placer saludarte y agradecerte tu visita a mi blog...

Bonita tu poesía..

Te vendré a ver..

Anónimo dijo...

La verdád es que me enganchas como escribes...Es desgarro y a la véz amor en estado puro.
Es un catigo demasiado caro...No crees??
Acaso habla el resentimiento??
Precioso.
Yo quiero morir de amor...
Leni