Ardiente

martes, 4 de diciembre de 2007

 

Te sientas frente a mi, sobre mi muslo izquierdo, desnuda, ardiente, me miras con los ojos clavados en los míos. Tu flor bermeja acaricia mi piel mientras tu manos juegan con mi hombría. Me miras con ojos pícaros mientras mantienes una leve sonrisa. Luego te sientas a horcajadas sobre mi y siento tu líquida esencia que quema mi cuerpo y me hace temblar de placer. Te quiero.

1 comentarios:

LUCERO dijo...

Me encanto tu ardiente descripcion de un momento siblime e intenso, tus palabras provocan sensaciones y profundas fantasias....me fascino!

Besitos...