No cortéis nunca una rosa

sábado, 26 de noviembre de 2011

 


Cerca de mi casa

En rama espinosa

Luciendo su talle

Vivía una rosa

Yo quise cortarla

Llevarla a palacio

Pero por amarla

La dejé en su espacio

La rosa creció

Se hizo muy bella

Y dejé mi casa

Para estar con ella

2 comentarios:

Antoñi dijo...

El principito y su rosa, en aquel pequeño planeta, me recuerda tu poema...
No dejes de mirar nunca a tu bella rosa, de seguro que es el sol que necesita...
Besos

Antoniatenea dijo...

amar es dejar libre..la rosa te lo pedía ..y tú lo supiste entender.-------------------------Muy bella