Me brotó una rosa

domingo, 5 de octubre de 2008

 



Aquel día de otoño
Cuando despertaba
Algo germinó
Dentro de mi alma
Mi pecho sufría
Porque lo rasgaba
Un enhiesto tallo
Que lo atravesaba
Y con sus espinas
Mi carne arañaba
Cuando de repente,
Yo no lo esperaba,
Dentro de mi pecho
Tú, rosa, brotabas

Rosa de mi alma
Del jardín florido
Siéntete en tu casa
Quédate conmigo

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Una rosa en tu pecho
se ha quedado tatuada.
Y con sus espinas
perfila tu alma.
No existen mas hermosos añarazos.
Precioso..y en rosa.
Yo

Anónimo dijo...

La rosa hermosa, que al otoño desafía, será luz en tu corazón, porque vida necesita, ha germinado para destruir la agonía de los corazones rotos y construir un hermoso jardín que será un paraíso para ti…, Besos Antoñi

Penélope dijo...

Una rosa espinada, como deben ser, y no esas que venden sin espinas y el tallo largo que apenas huelen.
Si queremos lo auténtico, lo verdadero, también amamos las espinas.

Y oye, que brote una rosa de tu pecho es algo tan hermoso como su aroma...


Un beso

P

sexy dijo...

hermosas palabras en rosa, y rosa mi flor favorita